descripcion

¡DECIDÍ USAR MI FE Y VIVO EL MILAGRO!
Edna Maribel Ixpatá Jerónimo

País de residencia:

Escuchar el despertador, sentir el aire friolento que me anima a quedarme en cama... y de pronto, un salto de "ya es hora de aprovechar esta oportunidad de vida que me hace Sonreír". 

Como persona he  tomado decisiones, unas veces equivocadas y otras muy acertadas. Ser maestra de Fe y Alegría no fue la excepción, inicié un 15 de enero en el centro No. 4, con algo de temor por el mismo contexto ya que la consideraban como área roja debido al nivel de violencia que en  ella se daba. Sin embargo con una actitud positiva, lo consciente que estaba de mi preparación y las metas claras establecidas para con mis estudiantes, decidí emprender este camino. Al conocerlos sentí nervios, alegría, incertidumbre y entusiasmo, tenía enfrente a las personas a quienes "Yo enseñaría",

En los primeros días me esforcé por cumplir con eso, entre juegos y estrategias de aprendizaje buscaba profundizar en ellos los contenidos curriculares que desde mi preparación como estudiante para maestra me compartieron, pero los resultados que obtenía no eran precisamente los que quería y el comportamiento despectivo, agresivo, antisocial y tímido de alguno de ellos, no contribuía a creer que formaba personas de buena calidad educativa ni en crear una clase en armonía. Aquella alegría y aquel entusiasmo se iban empobreciendo...

"Fe y Alegría", pensé, por alguna razón la escuela tenía ese nombre... el tiempo pasó y sigue pasando, las experiencias aumentaron, he convivido con niños de todo tipo: participativos, divertidos, entusiastas, tímidos, serios, eufóricos, amorosos, tristes, curiosos, alegres y un sin fin de personalidades. Resultó que fui "Yo", quien aprendió y sigue aprendiendo de ellos. La preparación académica y el conocimiento pedagógico son muy indispensables, pero no bastaba, era necesario  también "aprender" a ser amiga, motivadora, paciente, creativa, tolerante, perseverante y sobre todo Amorosa. Vivir el día a día en una aula de clase es una de las mejores decisiones que he tomado, ser maestra de Fe y Alegría ha influido en mí para mejorar como persona, desde ser una buena docente, una buena amiga, una buena hermana y por qué no, una buena hija de Dios.

Y no digo que ahora soy la maestra ideal, con la que todo niño es ejemplo de excelencia, donde las imperfecciones no existen, porque sería mentir. Todavía esa Fe se sigue usando, esa Alegría con necesidad de ser compartida se sigue viviendo  y con mucho entusiasmo sigo motivada  para guiar a cuantos niños y niñas comparten conmigo ese deseo por aprender, ese entusiasmo por creer que podemos ser mejores personas y que en esta vida se puede vivir en Plenitud. Porque no es sólo un trabajo, ser Maestra, es una forma de vida, una forma de conocer la realidad y estar consciente de ella y donde la palabra MILAGRO toma vida con cada uno de nuestros estudiantes.

Agradezco a Dios por construir en mí esta vocación y agradezco a Fe y Alegría la oportunidad de vivirla.

Autora: EDNA  MARIBEL IXPATÁ JERÓNIMO

Más conocida como "seño Edna"

 

 

 

 

VOLVER AL INICIO