descripcion

Bebos y bebas en acción
MARTHA OFELIA TEC CASANOVA

País de residencia:

Hola

Mi nombre es Martha Ofelia Tec Casanova. Soy promotora educativa en mi comunidad. Trabajo con niños y niñas de cero a cinco años de edad y con los papás y mamás de éstos (as). Esta acción educativa lleva mas de 20 años en mi comunidad; otras promotoras comenzaron con la historia y hoy me toca darle continuidad. Lo hago desde hace ocho años. 

¿Qué hacemos?

Las mamás, los niños y yo, nos reunimos cada viernes de cuatro a seis de la tarde, para trabajar con los niños y niñas. Una vez al año hacemos una revisión de los avances que hemos logrado con nuestros niñ@s. Hacemos un diagnóstico de sus capacidades cognitivas, afectivas y psicomotoras. Y revisamos como se desarolla el niño en cuanto conocimiento de sí mismo y al conocimiento de su entorno familiar y comunitario; así como de su medioambiente. La estrategia didáctica son los juegos, pero entre juego y juego, todos aprendemos. Aprenden las mámás porque comparten sus experiencias familiares en el cuidado y educación de sus hijos y los niños aprenden porque van a las reuniones y conviven con otros niños. Cuando los niñ@s alcanzan la edad de cinco años, dejan de asistir a la escuelita (así le dicen al centro) porque tienen que ir al preescolar, a la escuela formal. Pero hemos visto, y muchas mamás son testigos de ello, que los niños y niñas que pasaron por la escuelita se insertan con mucha facilidad al preescolar, no lloran, juegan e interactúan con sus compañeritos; en fin,  llegan con muchas más habilidades desarrolladas, que otros niños que no pasaron por la escuelita.

Para hacer este trabajo, recibo un gratificación economica de $1000.00 (mil pesos) mensuales, que provienen de un presupuesto público. Esta cantidad de dinero ha sido la misma desde que me incoprporé a este trabajo hace ocho años.

Durante todos los años en que hemos funcionado como escuelita, lo hemos hecho en lugares improvisados y no podemos crecer en cuanto al número, a pesar de la demanda porque no tenemos instalaciones adecuadas y tampoco tenemos fondos económicos para gratificar a otra promotora. Los lugares en que hemos funcionado han sido casa  de familia, una construcción a medio terminar llamado el costurero (ahora ya no existe porque la destruyeron), otra casa familiar rentada. Siempre hemos tenido esa limitación, pero aún así seguimos trabajando.

 

VOLVER AL INICIO