descripcion

El Camino que nunca esperé caminar
Andrea Carolina Mercado Torres

País de residencia:

Soy egresada de la I ED ALUNA Fe y Alegría de Santa Marta en donde empecé un proceso de formación y transformación, tanto espiritual como conceptual, en el año 2012, ingresé a la institución Aluna Megacolegio el Cisne Santa Marta, en el grado 8vo.

Luego de unos días de haber ingresado, mi profesora de grupo me comentó que la institución siempre realizaba actividades para los alumnos del grado octavo, y que yo podría participar por mi forma de liderazgo y entrega, además de esto en destacarme por participar mucho en clases; esta propuesta me encantó, y de inmediato se lo comenté a mis padres, ellos me apoyaron por completo, esta actividad se realizaba en la ciudad de barranquilla, y asistiría con otros dos compañeros de mi salón, antes de viajar hicimos ciertas entrevistas y pruebas para ir más preparados al Curso Taller liderazgo Masparro III, me acuerdo que yo días antes de viajar empecé a sentir mucha emoción, y curiosidad, pues sabía que iba a conocer muchas personas, pero no sabría que más pasaría, por lo tanto estaba con ansias de viajar pronto

El día del viaje mi padre me llevó al transporte donde me encontraría con mi profesora y compañeros para viajar al fin. Al llegar a B/quilla nos hospedamos en el colegio I E D Libertador Simón Bolívar, todas las personas fueron muy acogedoras, desde el momento que llegué sabía que esa experiencia cambiaria mi vida totalmente. Conocí muchas personas, verdaderos amigos, que aún conservo. En una de las actividades me conmoví mucho, lloré demasiado, sus palabras tocaron mi alma por completo, aunque estaba lejos de mi familia, sentía cerca su presencia en esos momentos,  aprendí  lo importante que son para mí.

 En este curso taller me llené de mucho conocimiento, aprendí a resolver problemas en equipo, liderar un grupo para realizar actividades y dinámicas de integración, cambió mi modo de pensar y me hizo valorar a mi familia, pues al estar unos días lejos de ellos me hizo entender su compañía y apoyo incondicional, fue una experiencia verdaderamente enriquecedora, hice muchos amigos de los cuales me llevo muy buenos recuerdos y fue ahí donde entendí mi vocación de servicio.

Viendo esto, me interesé mucho más por estas actividades, y quise seguir en este proceso de cambio, en el cual la coordinadora de pastoral me tenía mucho en cuenta, me gustaba participar mucho en todos los eventos; pertenecí al movimiento HUELLAS, fue otra experiencia que llenó mis expectativas de querer liderar procesos y acercarme más a Jesús; en estas actividades trabajaba con los niños de mi escuela, realizamos dinámicas y talleres para encontrarnos con Jesús, visitamos comunidades aledañas a la institución, para llevarles el pan solidario, una significante ayuda material para estas familias.

Ya estando en el grado noveno, me invitaron nuevamente a participar en curso taller, como asesora, y muy emocionada acepté nuevamente, a comparación del primer curso taller este fue totalmente distinto, pues pasé de estar en la actividad, a dirigir las actividades, el tiempo era corto, entre cada actividad, y desde atrás vi el “corre corre” de ser una asesor en curso taller, pero realmente me encantó mucho más que el primero.

Aprendí a trabajar en equipo a ser un buen líder y construir estrategias para solucionar problemas, socializar con personas más necesitadas, la cual siempre le brindamos una ayuda y le enseñamos valores de servicio y unión.

Actualmente estudio la carrera de Lic. En Preescolar, que está a fin con estos procesos de liderazgo y trabajo con comunidades, todo este proceso me ha llevado a seguir interesándome por ayudar a las personas y servir las personas, he cambiado totalmente mi forma de ser desde el momento que decidí emprender este proceso, mi vida es mucho más alegre, donde quiera que este puedo brindar todo mi amor y entrega,  en comparación de la persona que era antes de empezar este proceso he cambiado radicalmente mi forma de pensar, antes no tenía cierto interés de ayudar a las personas, ahora me entrego totalmente a servir y estoy completamente agradecida con Fe y Alegría por cambiar mi vida.

 

VOLVER AL INICIO