descripcion

Empieza con un sueño
Jairo Adrian Ismael Palma

País de residencia:

Hola querida familia!!! Soy Jairo ex alumno de Fe y Alegria. Vivo en Salta, Argentina mas precisamente en el barrio Solidariad. Hace un poco más de 14 años nos vinimos con mi madre y mis 3 hermanas a vivir a este humilde barrio, que no se parecía nada a lo que es hoy, pero se que varios vecinos soñaban con el progreso. Fui inscrito en esa pequeña escuelita de cartón que estaba a 10 minutos de mi casa, mis primeros meses en el jardin no fueron tan felices, me ponía triste al ver cómo los demás niños iban con sus padres y yo no. Cuando entendí que mi madre no podia acompañarme porqué tenia que cuidar las cosas de mi casa y lo más importante cuidar a mis hermanas, aprendí a disfrutar el camino con los demás niños que caminaban solos. Cual si fuese un guiño del pasado, una familia ofreció su casa para que pudiera funcionar Fe y Alegria mientras se construían las primeras aulas de material, la casa de un vecino se convirtió en nuestra segunda casa; nuestra escuela. La primaria la viví sin darme cuenta de lo grande que es Fe y Alegria pero si viéndola crecer. Cada vez mas aulas, más niños, más padres y vecinos participando del movimiento. La secundaria empezó a ser otro mundo.

En 3er año el colegio lanzó un concurso de cortometrajes, con mis compañeros salimos premiados. Al año siguiente quisimos ir por más y participamos de un concurso de la Provincia y así hicimos conocer lo que es Fe y Alegria, en ese momento nos ganamos el primer premio, creo que esta experiencia despertó en mi un sentido de pertenencia, despertó el orgullo y las ganas de llevar cada vez más alto el nombre de Fe y Alegría. En el último año de la secundaria durante un encuentro de egresados, el primero que se hacia en Argentina, descubrí que esta institución es  más que una escuela, que es un hogar que te ayuda a crecer y te hace ver la vida de otra manera, sentirte protagonista. Así empecé, como dicen por aqui a "meterme" más, y me fui enamorando cada vez más, también fue durante ese viaje que empezamos a soñar, queríamos de alguna manera seguir con el trabajo de Fe y Alegria, seguir transformando, trabajando por los que más lo necesitan. Terminé el colegio pero no me alejé, formamos el grupo de egresados, jóvenes ex alumnos que tienen fe en el cambio y que creen que con alegría las cosas son más bellas y así seguimos en este camino, en servicio de los demás, teniendo siempre presente que OTROS POSIBLES SON POSIBLES.

VOLVER AL INICIO