descripcion

Enamorada de Fe y Alegría “transformadora de Vidas”
Marta Regina Yacón Salvador

País de residencia:

Mi nombre es Marta Yacón soy maestra de Educación Primaria Urbana, recuerdo que desde pequeña ese fue mi sueño, poder compartir mis conocimientos y experiencias a otros. Al momento de graduarme de tan digna profesión, siempre quise trabajar en un lugar en donde no solo pudiera desempeñarme como maestra, sino que también fuera una amiga, una hermana, y a veces una madre para mis estudiantes, un lugar en el que pudiera sentirme viva al sentir y ver que mi labor transforma vidas. Tuve la dicha y la bendición de conocer a Fe y Alegría en el 2011, el lugar que estaba buscando, desde entonces he tenido la oportunidad de compartir con niños llenos de capacidades, talentos y dones, pero también golpeados por la violencia, el desamor, la indiferencia, la pobreza, y la discriminación, niños con deseos enormes de transformar sus vidas. El primer grupo con el que compartí hoy se encuentra cursando su primer año de carrera lo cual me llena de mucha satisfacción. Fe y Alegría es el lugar en el que los niños y niñas encuentran la oportunidad de creer en ellos mismos y darse cuenta de lo talentosos que son, es un lugar lleno de alegría la cual nos transmiten cada uno de los angelitos con los que comparto día a día, aquí los sueños se vuelven realidad y son esperanza de un mundo mejor. Me hace muy feliz ver a los jóvenes que un día estuvieron en mi salón de clases, y que siguen luchando por ser mejores cada día. Me llena de mucha satisfacción cuando recordamos momentos agradables y ellos agradecen al centro Fe y alegría por nunca dejar de creer en ellos y por inyectarles esa fe con la que día a día siguen esforzándose para la transformación de sus vidas y la de su familia. Fe y alegría es el lugar en el que amo trabajar, porque aquí los niños son nuestro motor de arranque todos los días, un espacio lleno de amor en el que cada uno de ellos puede leer su realidad, expresarse libremente, trabajar apoyándose de sus compañeros y transformar su vida y su entorno. Fe y Alegría le pertenece a Dios por eso hemos avanzado bastante, que Dios nos siga bendiciendo para seguir apoyando a los niños, niñas y jóvenes vulnerables a la violencia.

VOLVER AL INICIO