descripcion

los caminos de Dios
Mónica María Jiménez Barros

País de residencia:

Mi nombre es Mónica  María Jiménez Barros, docente de José Raimundo Sojo, ingresé a Fe y Alegría en abril del 2011, un año difícil porque significó un cambio de ambiente y socializar con una comunidad que todo lo arreglaba con la violencia, esto  generó una serie de conflictos entre quedarme o seguir. Pero siempre he creído que Dios nos tiene preparado un camino el cual no podemos cambiar. Mis experiencias anteriores no habían sido en vano, fue como una preparación para lo que debía enfrentar.  Fueron dos años difíciles de mucho estrés,  sin embargo aprendí que esa comunidad necesitaba de toda nuestra comprensión y apoyo y que si queremos cambiar al mundo debemos comenzar por nosotros, aprender a dar lo mejor  y ponernos en el lugar de los demás.

Poco a poco y siempre con la fe y la alegría por delante y con un trabajo en equipo se logró generar un cambio en la comunidad y su alrededores, tanto es así que hoy se vive un ambiente diferente y las personas han aprendido a escuchar  y a resolver de una manera distinta sus problemas, aún falta pero el camino está dado.

Mi paso por Fe y Alegría me ha enseñado que no todo está dado, que cada día aprendemos un poco más y que la  falta de apoyo a los más necesitados es la causante de la violencia en nuestro entorno. Cada día puedo empezar de nuevo y ser generadora  de amor a mis semejantes y anteponer mis intereses ante la necesidad de ellos. Fe y Alegría ha transformado la forma en que veo al mundo y saber que soy parte de él y debo tomar decisiones y no ser un agente pasivo ante lo que sucede. 

VOLVER AL INICIO