descripcion

MEJOR QUE AQUEL DÍA
EDARDO GUEVARA CABRERA

País de residencia:

Hola mi nombre es Eduardo  soy docente popular en FE Y ALEGRIA. Cuando trabajaba de voluntario en un colegio del distrito y lo hacía con fe ya que nos prometieron el cielo y la tierra yo me pintaba nombrado en la institución y me dediqué a lo que yo sentía que era mi vocación,  tuve que trabajar de tarde para ganarme la vida, tenía el apoyo de mi esposa, entre los dos trabajabamos para sostener el hogar. (Desde los catorce años me dediqué a estudiar y trabajar  en una carpintería  recogiendo la basura de toda la carpintería y los dueños me decían "sigue que es la mejor forma de ser alguien en la vida",  yo pensaba en el dinero y como obtener mucho dinero, pero no fue así,  esas  sabias palabras fueron enriqueciendo mi mente, todavía yo pensaba en el dinero, yo trabajaba rápido para que me quedara tiempo y colocarme a hacer otro trabajo ahí mismo y me colocaba de ayudante del pintor. Después de seis meses me  di cuenta que nunca iba a ser oficial ya que el oficial era el esposo de la hija y comencé a  ayudar a él tapicero, era más sencillo pero tenía que aprender en ese puesto el tapicero se fue por una discusión y el jefe mi miro y me dijo que si me atrevía a entregar los muebles para mañana, yo le respondí que si, pedi un ayudante, decidí enseñarle, sentí  que esa si era la oportunidad, os fue bien que tuve dos carpintería donde el tapicero era yo y en cada una tenía un ayudante.

No me  pagaban y tuve que dedicarme  a trabajar  de lo que encontrara. Fue algo muy duro pero no solté mi sueño ser  un docente  enamorado de lo que hago, escuché que recibían hojas en fe y alegría la realice y me fui a entregarla, cuando entro y  espero en la oficina leí un letrero que decía "estamos donde termina el asfalto", me quedó sonando, le comenté a mi esposa y ella dijo,  será donde no hay carretera,  no sé dónde pero te digo que me voy a servir,  esa fue la palabra que me salió servir y eso fue lo que me toco hacer. Cuando realicé la entrevista y me aceptaron. al día siguiente me llamaron: "preséntese en la oficina para llevarlo al colegio",  le di gracias a Dios por la bendición, le dije a la rectora que ya me llamaron y que ya no regresaba más por acá me dijo ubique las horas y mire si me colabora hasta que cuadre otra persono en el puesto, le dije que está bien. El primer día cuando me llevaron  a pinar del rio fue  como si fuéramos de viaje pero estábamos contento al llegar al colegio  nos encontramos con  una escuela bonita pero en la sólida para la casa fue la odisea porque nos llevara pero no nos trajeron el colegio cuando llueve  la carretera se pone con un fango de siete centímetro y los zapatos que dijeron que fueran de goma y sandalias bueno escampo y nos fuimos a la carretera a coger el bus que era  a quince minutos del colegio o sea quince minutó chapaleando barro , pero nos reímos del que se resbalaba, del  que caía en el barro y el que lo levantaba también se resbalaba, todas esas anécdotas es nada más para recordar  los ya es una carretera y el bus los deja en la puerta los estudiantes se pegaban duro por la espalda tonto los niños como las  niñas fue épocas que el amor era la herramienta  esencial para el docente que yo nunca pensé que de ese modo se pueda educar y si se puede y otra cosa que aprendí es que si el niño te dice que no lo vuelve hacer hay que creerles y si a la inclusión ya que niño en la calle o fuera del colegio se pierde todo eso lo aprendí cuando se realizaban las capacitaciones con el profesor helenio y relajaciones con sus terapias y  las encuentro con cristo que nos llevaban a retiros y se fortalecía la mente y se descansaba y se salía de la rutina diaria.

De cualquier manera cuando tu entra a las seis y quince de la mañana y se hace el contacto entre los profesores  y después entra los niños que quieren encontrar ese amor que no lo encuentran en su casa te abrazan y te dicen frases  bonitas  y cuando tocan el timbre para la salía no se quieren ir tu tienes que decirles que se vallan, y te dicen para que si aquí se sienten bien, yo me pongo a pensar de aquellas palabras que un dia me pusieron a soñar  si soy rico pero de amor para dar, ese era el dinero que yo iba a tener y que ahora tengo y no lo cambio por nada. En  el mundo, y lo comparto con mi familia desde hace 26 años de casado y para esos niños.

 Entre a fe y alegría  en agosto/ 18/ 2008  hasta hoy  12/ 02/ 2016 y le doy gracias a dios por tenerme aquí en esta institución de fe y alegría.

VOLVER AL INICIO