descripcion

MI VIDA EN FE Y ALEGRIA
JUAN GUILLERMO COLLANTE MUNIVE

País de residencia:

Eran medidos de marzo y abril. Me desperté eran las 5:00 AM estaba un poco emocionado ya que era el primer día de clase, así que rápidamente me cepillé los dientes, me bañ+e y me aliste para ir al colegio, me acuerdo tanto que mi mama me había preparado huevos revueltos con arepa asada y un jugo de mora con leche; estaba tan ansioso que he derramado parte de el en mi camisa y parte de mi sudadera, arruinándola toda así que tuve que ir con ropa particular.

Mi mama y yo nos subimos a la buseta ya que era un camino largo. Cuando llegamos todo estaba lleno de tierra, me acompañó hasta la entrada de la institución y me dijo: -Que tengas un excelente día, pórtate bien y te quiero mucho. Me dio un beso, un abrazo y se despidió de mí.

Al entrar me di cuenta que Aluna era diferente a otros colegios tenía una gran infraestructura y lo que me faltaba por conocer además de que no tenía portón. Todo estaba lleno de estudiantes un poco alocados y de mucho desorden. Llegaron los profesores y organizaron filas despendiendo el grado, a mi junto a otros estudiantes nos tocó en el grado 601 con un director de grupo llamado Esteban, llegamos al salón y todos nos ubicamos en una silla, estas eran nuevas así que tuvimos que retirarle el plástico que traían. Alrededor de mi quedaron tres niñas una llamada Diana (a mi lado derecho), una llamada Marlín (en la parte de atrás) y una llamada Tatiana (a mi lado izquierdo) y yo en el centro, poco a poco fui haciéndome más y más amigos tanto de estudiantes como de docentes y así. Sinceramente al entrar a la I E D Aluna no me gustan de mucho por diferentes factores pero algunos de ellos fueron mejorando gracias al Sistema de Mejora de la Calidad de Fe y Alegría mientras que otros no.

Gracias a esta institución he crecido como persona y he perdido mucho de mis miedos, el lugar que me ha brindado tanto a mi como a otros estudiantes la oportunidad de tener una educación ética e integral forjada en valores y conocimientos, la oportunidad de conocer a personas algo buenas pero con mucho que mejorar y crecer para que hagan sus sueños realidad.

Siempre tendré que agradecerle a mi colegio, a mis profesores (inclusive a mi profesora Maryuris Noche la cual quiero y estimo mucho), mis amigos y compañeros.

VOLVER AL INICIO