descripcion

Y es que eres diferente… porque eres Fe y Alegría
Klaireth Díaz

País de residencia:

Después de una invitación de la profesora Fedora Aleman de Pattit, mujer entregada por el trabajo que impulsa Fe y Alegría me anime a escribir mi historia… y es que #YoSiempreTuveFe

Nada fácil plasmar tantas vivencias, es inevitable no retroceder y recordar cada momento agradable, lleno de tanto calor humano, bueno esta es mi historia soy Klaireth Díaz, mis inicios fueron en primer grado por el año 1989 cuando inicie primer grado en Fe y Alegría “Las Mayas”, con mi maestra Elizabeth imposible olvidarla, un ser dulce con tanto amor para dar, mi escuela la más bella de todas, limpia, con un patio inmenso para jugar, cada momento estaba lleno de alegrías, risas y grandes aprendizajes, allí transcurrió parte de mi niñez, solo me basta evocar mis pensamientos y recordar a cada uno, la maestra Eneida que ya no está físicamente pero la tengo guardada en mi corazón, Belkis amorosa, con una paciencia incalculable, mi profesor Carlos con tanto carácter y con mucha disciplina, en 5to mi maestra Zaida alta, flaca, elegante, y 6to la monja Isabelita más divertida que nos enseñó de todo desde cómo hacer una redacción, hasta como bordar un centro de mesa, todos tenían algo en común ese calor humano que no se recibe en otro lugar.

Pase de la etapa de colegio al liceo, sin duda alguna donde conocí la amistad verdadera, la amistad que dura para siempre, terminé mi bachillerato y algo en mí me decía que había nacido para enseñar, y es cuando decido entrar en el IUJO por el año 2000, que “calidad educativa”, esta casa de estudio, no solo se encarga de formar profesionales, sino personas humanamente capaces de entregar amor al otro, fueron unos años estupendos, de aprendizajes, de buenos momentos, de interactuar directamente con el quehacer docente, finalizada mi carrera como TSU, dije por que no tocar las puertas donde estudié, y fue así como formé parte de la gran familia de Fe y Alegría Las Mayas esta vez como docente de aula, mi escuela la que tanto amé, volví y ahora desde otro punto, crecí profesionalmente, aproveché cada formación, cada círculo de estudio, cada consejo de mi equipo directivo, mis compañeros (as) con más años de experiencia, entregué lo mejor de mí a mis estudiantes y siempre procuré hacerlo de la mejor manera, y lo más sabroso de esto es conseguirlos y que me digan Profe ya estoy  en la universidad, recuerdo que usted me enseñó a escribir a leer, recientemente uno me dijo profe usted siempre fue la mejor, sin duda alguna mi corazón se engrandece y los bendigo a cada uno donde quiera que se encuentren.

Ahora ya siendo profesora, con una especialidad, 13 años de experiencia siento que soy diferente porque estuve en FE Y ALEGRÍA Y ESO HACE LA DIFERENCIA.

VOLVER AL INICIO